tumblr_nmem5ghgrs1s4fz4bo1_500

 

 

 

Cerraste el ataúd de una aflicción desesperada,

cercenaste la alegría

y no importo manchar aún mas tu conciencia.

 

Hace un año, tras la campanada fúnebre,

todos los recuerdos a tu lado,

dejaron una herida

de tono ceniza.

 

Mi dolor no era tu dolor,

tu amor,

no era más que la agonía de un sentimiento,

siempre a expectativa

siempre muriendo.

 

Hoy hace un desdibujado día 333,

y tu voz,

tu alma,

tu alegoría sucia de la vida

junto con todo recuerdo,

van perdiendo tonalidad en mi memoria.

 

Hoy tras 333 pensamientos,

ya no te recuerdo.